miércoles, 25 de septiembre de 2013

GASTON



Se trababa entre sus piernas al hacerse mayor y no le importaba demasiado salir a la calle, aunque estuviese llena de gente. Se enrojecia su rostro, y daba palmas cuando los demas se reian de él.

Llamaba a voces, acalorado al verlos llegar y reprimia su ansia al mirarlos a la cara.

Una vez mas, un gotear incesante salpicaba su ropa, tintineando al caer al suelo, como cascabeles diminutos que se deshacian formando un charquito humeante para empezar a serpentear calle abajo en una senda salada que se iba secando pasados unos metros, y revolviendose, encogiendo los hombros al tiempo que arrugaba su frente, esbozaba una sonrisa que servia para expresar su falta de culpa y su alegria de sentirse allí, donde queria estar, donde se encontraba feliz, con sus garabatos en las fachadas, con sus latas encordadas, con sus aceras negruzcas y el gris de los tejados.
Todo alli era pálido; el olor y los sonidos cargaban de argamasa el ambiente.

Todo menos él. 


miércoles, 18 de septiembre de 2013

SWEETEST MELODY

Cuando se dió cuenta de que la noche habia terminado, era ya demasiado tarde para rectificar. Metió la mano en el bolsillo del forro de su chaqueta, sacó un paquete de cigarrillos, y prendió una llama que iluminó su rostro.
La luz amarillenta hizo ver las arrugas de sus ojos, al tiempo que un hilo de humo ascendia por su mejilla recordandole lo que hacia unas horas le habia parecido dificil de conseguir.
En el suelo, a pocos centimetros de sus zapatos llenos de barro, los testigos mudos le gritaban implacablemente su nombre, recordandole el punto de no retorno en el que se encontraba.

¿Cuanto tiempo habia permanecido ahí?
¿Cuantos ojos habian presenciado esa osadia?
¿Cuantas velas habia apagado antes de soltar el lastre...?

...no era capaz de percibir el olor de la escarcha acumulada en las ramas de los arbustos que le rodeaban, haciendo la estancia angosta y esteril.

Acababa de despojarse de su rabia, de su miedo, de su mascara diaria y habia comenzado a sentirse pleno cuando, a lo lejos, escuchó el sonido de unas sirenas.

Al volver el rostro y ser consciente de su realidad tiró el cigarrillo al suelo, pisándolo con sus zapatos llenos de barro, y comenzó a caminar.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Damos un paseo...por el tiempo?

Second, murcianos internacionales se han superado con su nuevo trabajo...teletransportandonos hasta un futuro incierto...
Hola a todos y a todas de nuevo!!

miércoles, 12 de junio de 2013

Desenvaina la mascara de casualidades y pasa a las faltas de ortografía, provocada por la necesidad de sosegar un alma, cargada de miedos infundados.
No hay que sufrir por lo que no existe.
Vamos adelante, con sosiego.

miércoles, 23 de enero de 2013



"Imagínate el universo entero, multiplicado por infinitos millones de cuatrillones elevados a la enésima potencia y cuantificada su masa hasta el infinito cien mil millones de veces más de lo que todos los seres que viven en este mundo y en todos los que existen, han existido o existirán puedan llegar a imaginar en todas sus vidas, y repetirse durante toda la eternidad en los confines de lo que se pueda llegar a pensar y lo que no se pueda llegar....
....pues eso es un grano de arena en comparación con lo que te quiero."
                Esa fué la respuesta que dio, después de que el pequeño preguntase “¿cuanto me quieres, papá?".
El niño le miró sorprendido, con los ojos ensimismados, intentando asimilar algo tan grande, y no se percataba de las lagrimas que brotaban de los ojos del padre.
En la penumbra de la habitación, abrazó su cabecita contra su cara y olió el perfume de su pelo al tiempo que la melancolía y la tristeza invadían su alma, agudizando su angustia y acrecentando mas, si cabe, su dolor.
Se recostó a su lado, sintiendo la respiración calmada y pausada, hasta que vió como sus ojos se rendían al sueño y su cuerpo se relajaba en la placentera paz que dá la inocencia infantil al final del dia.
Lentamente, sin ganas, con movimientos medidos y pausados, salió de la cama, sin dejar de mirarle. Avanzó hacia la puerta del dormitorio y, sin cerrarla, se fué.

miércoles, 12 de octubre de 2011


Miraba al cielo. Pocas estrellas esa noche en el oeste, y de repente...un fogonazo; una estrella fugaz.

En su rostro una sonrisa, en su alma sosiego, en su corazon, un deseo...

"quiero morir mañana..."

sábado, 8 de octubre de 2011

En Ambar


Carmina era un espectro, en el rubicón de su juventud. Deambulaba por las esferas, desesperada, con la mirada planeando sobre el páramo de su inconsciencia, en espera de una respuesta. Su confusión la acompañaba, susurrando entre los pliegues de las cortinas y la tarde se tornaba purpura, con matices opiáceos.

Salia de vez en cuando, desnuda, con la mirada entregada a las pétreas oquedades; valiente, ensimismada en lo absurdo de su existir.

Y cuando la danza hacia de si un verbo, nada era comparable a su frescura. Verde entre la linea del azufre. Nacarada en la belleza de su limbo. Desde siempre, compartida por la esperanza de volver a entrar.

Y no entendía el porqué; No lo podía entender, porque quedaba en su frio entendimiento.

Vacía.

viernes, 26 de agosto de 2011

El lúgubre olor de cera quemada, acompañaba al sonido de las campanas.

No eran más de las cinco de la tarde, y la procesión pasaba por delante de la ventana abierta.

Se levanto de la silla, y dejo caer, al suelo lleno de ceniza, el pañuelo, al tiempo que se acercaba al alfeizar nacarado.

Podía oír los pasos, que arrancaban compases tediosos sobre el silencio de la calle.

El polvo de la sala chisporroteaba en el aire transformándose en miles de diminutas estrellas entre los rayos de luz , mientras que una leve corriente de aire mecía las telarañas que colgaban de la lámpara.

Debajo de la piel del dorso de sus huesudas manos sembradas de manchas marrones, se tejía una maraña de venas entrelazadas que dispersaban la entereza de la poca vida que le quedaba.

Dio tres pasos; solo tres hasta poder ver los sombreros negros que flanqueaban la comitiva, acercándose al umbral de su puerta entreabierta, y al chirriar de los goznes le recorrió la espalda un escalofrío al tiempo que se erizaba el vello de su nuca.

Retrocedió hasta el sillón, y al apoyar torpemente su mano en el respaldo, fijó sus ojos en la entrada.

El miedo la bloqueaba y no fue consciente de su angustia hasta que los peldaños de la escalera de madera dejaron de crujir.

Se tapo la boca para ahogar un grito, al oír como la puerta se abría lentamente, dejando ver tras de sí el primer macabro rostro.

miércoles, 13 de julio de 2011


¿Y si al sentarnos y mirar al cielo, los pensamientos que llegasen fuesen estigmas del pasado y estrellas derrotadas...?

Eso cavilaba entre las ramas del jazminero, en una noche de verano mientras la luna llena complementaba la luz de la pantalla sobre el teclado.

Sin otra pretensión que la de que las palabras volviesen agruparse para conspirar un texto que valiese la pena leer; peor aún. Vacio de de espirales creativas para plasmar coherentemente lo qur se amontonaba en su cabeza.

Y esperó impacientemente a que llegasen, pero seguian haciendole el vacio. Le dejaban de lado en su desesperación haciendo que su angustia fuese en aumento.
Otro cigarrillo, otra calada, otra mirada al cielo azulado, otro guiño al ojo brillante que le miraba desde arriba; intentando sacar algo que no le hiciera sentir que ya no habia nada.

Pero no.

Tenia el convencimiento de que Las Musas Habian Muerto.

domingo, 27 de marzo de 2011

Hasta siempre.

Pienso que nos intoxicamos diariamente de todo lo que nos rodea.
En muy pocas palabras somos capaces de encontrar retazos de dialogos cerrados en banda. Primigenio hasta el final, pero sin dejar de ser complicado se autoabastece de lo que sale de nuestras bocas, de nuestros pechos, de nuestras manos, hasta que se convierte en lo que desde tanto tiempo hemos temido; se convierte en el devenir de los dias, y estamos convencidos de que no hay otra salida.
Hemos llegado a interiorizar de tal manera la irrealidad, que la hemos convertido en un bucle existencial, y aunque no sea real, no podemos salir de ella.

Incautos caducos.

martes, 22 de febrero de 2011


Sonoridad carente de sentido, es empezar a discernir el gris de la opacidad.
Y los dias vienen y van, y dentro de cada segundo hay un mundo escondido que espera a ser descubierto.
Abriendo y cerrando, abriendo y cerrando; uno tras otro.

martes, 9 de febrero de 2010

Adelante

Desde el comienzo del camino, se divisaba el horizonte, cargado de azul en el cielo, y sembrado de llanura en lo que abarcaba la vista. Sin arboles que impidiesen ver el bosque, sin nubes que tapasen el cielo, sin nada que perturbase el horizonte.
Comenzó a caminar, en cada uno de los latidos que su corazón le regalaba, y sentia a cada paso que el camino se iba haciendo a sus pies, volvía la vista y divisaba la lejanía de lo que ya no iba a volver, y se afianzaba en la dirección que había tomado.
El viento le acariciaba el rostro, se sentía bien al volver a sentirlo, y arrugaba las comisuras de los ojos dibujando las arrugas que los delimitaban.
En su interior, plácidamente, la respiración se acompasaba a sus pasos y a sus latidos, y formaban una simbiosis rítmica que le hacia sentir de nuevo en la vida.
El sonido de las huellas que sus pisadas dejaban, también era armónico con sus latidos y con su respiración, y volvía a sentirse pleno.
Tímidamente una sonrisa comenzó a dibujarse en su cara, y paulatinamente se transformó en algo mas hermoso que un simple gesto.
Se tornó en una señal que le acompañaria en cada una de sus pisadas, en cada uno de sus latidos, en cada bocanada de aire que respiraba.
"En algo que le ayudaria a vivir."

viernes, 18 de diciembre de 2009

SIGO AQUÍ


Hola a tod@s...
La otra noche estuve en un concierto de los murcianos "Second"...y lo disfruté, pero descubrí a una banda de las que gustan. A mi, por lomenos, me ha gustado, y mucho. Ese es el motivo por el que os pongo este enlace, en respuesta tambien a un comentario de nuestro amigo Dyhego.

"...SIGO AQUÍ..."

miércoles, 18 de noviembre de 2009

"Yemas"


Una de las cosas buenas que tiene la poesia, es que se puede interpretar de muchas formas distintas.

Tengo ganas de leerte,
con mis ojos.
Untando con saliva las yemas de mis dedos,
para ir pasandote,
página a página.

Decidme que os sugiere esta.

lunes, 16 de noviembre de 2009

¡Acelera, pero frena!

El domingo hizo un dia perfecto para disfrutar de la naturaleza...





...de los caballos (de potencia)...de las vacas (de cuyo cuero están fabricados los monos)...de la hierba(de la que precisamentente no disfruté, en una salida de pista)...
en fin, un pellizquito de cosas buenas que de vez en cuando no vienen mal.

...y eso para l@s incredul@s!!

jueves, 5 de noviembre de 2009

La verdadera felicidad.



Cuando mi hijo mayor tenia tres meses, le extirparon un tumor maligno en un proceso lleno de miedos, de angustia pero sobre todas las cosas, de esperanza.
A partir de ese momento, controles y revisiones.
Primero cada tres meses, despues cada seis, y a partir de los cuatro años, cada año.
Ayer le tocaba el control de los seis años, y al terminar, recibimos la mejor noticia que nos podrian dar.
"En unos días, recibireis una carta con el alta medica"
Sabeis que normalmente envuelvo las cosas que cuento en adornos poeticos o prosaicos.
En esta ocasión he prescindido de los adornos.
Las mejores palabras que podian describir nuestra felicidad son las que simple y llanamente dicen los echos tal y como son.
Y las he querido compartir con vosotros.
Con todo el mundo.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Soledad.


Se sentó a un lado del camino. Sobre una piedra polvorienta de la cuneta que le había acompañado durante cada uno de sus pasos desde que comenzó su andadura. Hacia esa equis marcada en el mapa.
Pero se había cansado de andar.
De mirar a su alrededor, y no ver otra cosa que horizonte, que salidas y puestas de sol, que nubes blancas, nubes grises, nubes anaranjadas, que cielos azules, y cielos negros, que lunas que salen, y se ponen, que crecen y menguan, que se ocultan.
Se había cansado de acostumbrarse a lo que le rodeaba, de haber convertido en cotidiano lo extraordinario, en simple lo complicado, en pragmático lo mágico.
Una mosca voló hasta posarse en su rodilla.
La miró con un cierto sentimiento de sorpresa, era el primer ser vivo con el que se cruzaba desde hacia mucho tiempo ya.
Miró hacia su rodilla fijamente, y con un movimiento lento, casi imperceptible, colocó su mano detrás del diminuto animal.
Extendió y juntó los dedos, y con un rapidísimo movimiento, la atrapó.
Con delicadeza, consiguió asir al insecto entre sus dedos índice y pulgar, y lo acercó a su cara.
Podía ver sus enormes ojos rojos en su minúscula cabeza, podía notar como sus patas se movían ansiosas intentando escapar, podía pensar en lo que sentiría ese ser, ahí atrapado entre sus dedos, a su merced, sabiendo que tenia la potestad de poder acabar con su vida o darle la libertad.
Se sintió con poder, con el máximo poder del que se podría disponer. Tener en sus manos una vida, y hacer con ella lo que le placiese.
Miró de nuevo al insecto.
Pensó que le estaría agradecido si en ese momento abriese sus dedos y le dejase continuar con su vida.
Pensó que seria un gran acto de generosidad el dejar de ejercer presión sobre ese cuerpo.
Pensó que nadie tiene el derecho de acabar con otra vida sin ningún motivo; mas aún, pensó que no hay ningún motivo para acabar con una vida.
Casi podía sentir la sensación de alivio de la mosca. Creía poder percibir la alegría del animal, de saberse libre de nuevo, de pensar que todo había sido una mala experiencia que estaba a punto de terminar.
El Hombre miró los enormes ojos de la mosca de nuevo.
La mosca miró el enorme rostro que se enfrentaba a ella, y en ese instante sintió la presión de dos enormes dedos que acababan con su vida.
La soledad había ganado la batalla.

viernes, 30 de octubre de 2009

Sin palabras




El silencio.
El silencio que cala mas allá de las formas.
De las ramas abiertas,
de la siesta encerrada en pasillos brillantes.
Desolados paisajes de silencio encerado,
merodeando el ambiente que se queda marchito en salidas de tono;
en caminos perpetuos, en marcadas facciones, en segundas caidas, en sabores castaños.
El silencio que queda olvidado entre jaulas de pupilas mojadas de cadencias etereas,
de sonidos callados de caminos no andados.

El silencio obligado.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Algo sin importancia, para como están las cosas.

Me podreis tachar de egoista, de centrarme solamente en mis problemas, con la que está cayendo, con los males del mundo, con todo lo que hay al echar un vistazo alrrededor nuestro, pero me resulta imposible pasar mas de 4 horas sin la compañia de mi amigo Nolotil.

¿Las culpables...? Miradlas, que ricas ellas, ahí, escondidas dentro de mis encias, haciendose notar, diciendome en todo momento "estamos aquí, no te olvides de nosotras..."
Y un servidor preguntandose. ¿Porqué me ha tenido que venir el juicio a estas alturas?, con lo feliz que era yo sin pensar en las consecuencias de mis actos.

En fin, veremos lo que me dice el sr. maxilofacial, a ver si pierdo el juicio de nuevo; que ganas, os lo aseguro no me faltan.

viernes, 9 de octubre de 2009

Década


Han pasado diez años.
Diez años en los que ha habido nubarrones oscuros, densos, cargados de lluvia amenazante, barruntando tormentas, granizadas destructivas que se llevarian por delante la cosecha, el fruto del del dia a dia
Y cada dia abrir los ojos y ver un rayo de esperanza, entre las nubes, y aferrarte a ese rayo, y pensar que detras de lo que habia ante nosotros, un sol que, pese a las nubes, a la lluvia, al granizo, a las tormentas, seguia brillando encima, en lo mas alto.
Un sol que filtraba su calor a traves de los obstaculos que se interponian en nuestro camino, que hacia gala de su fuerza, sobreponiendose a las adversidades, que con tenacidad se ha abierto camino entre los nubarrones, iluminando de nuevo, y permitiendonos ver su luz.

"El Sol"

miércoles, 7 de octubre de 2009

¡¡A LA CAMA!!


Siguiendo las indicaciones de un "Normalico, del montón, irónico, abogado del diablo", voy a encauzar mi energia (negativa o positiva) a escribir una entrada en mi bitacora esta noche.
Una noche de insomnio, detrás de un dia cargado de actividad cerebral, de cafeina y de nicotina, en el que las neuronas se han quemado del voltaje de electricidad que transmitian unas a otras.
Los estados de animo son tan impredecibles, como el lugar donde caerán los rayos de las tormentas. Y de esa manera, nos vamos tragando los dias, uno tras otro, y en cada uno de ellos, dependiendo dela cantidad de endorfinas que segregue nuestro cerebro, lo que hoy es maravilloso, mañana nos podrá parecer un sinsentido.
Siempre hay excepciones a esta situacion.
¡Menos mal!, y en esta ocasión, gracias a ese consejo de este "Normalico, del montón, irónico, abogado del diablo", parece que mi estado de animo se está apaciguando.
Ahora me voy a la cama, con la seguridad de que, cuando vuelva a leer esta entrada, pensaré "madre mia, lo que puede llegar a hacer el cansancio"

En fin, buenas noches a tod@s...

...zzzzzz....
...zzzzzz...

viernes, 2 de octubre de 2009

Pregunta


¿Porqué será que la naturaleza inocente del ser humano, se pierde con los años?

miércoles, 30 de septiembre de 2009

viernes, 25 de septiembre de 2009

El tarro de las esencias.













...Esa fue la primera palabra que salió de sus labios al girar la cabeza.
Buscaba a su alrededor, miraba hacia todos los lugares a los que su vista alcanzaba, y no podía ver nada mas que desierto. Extendiéndose hasta la linea del horizonte, hasta donde se juntaba el cielo con la tierra.
Todo se comprimía, todo se dilataba. A sus pies descalzos no le faltaban heridas después de haberlos destrozado en los largos años de caminar, en el vagar, incesante hacia donde no tenia claro ir.








Y se le nublaba la vista de nuevo.

¿Era de día, era de noche..?

¡Qué mas da!...

...Una mirada cenital, le observaba, desde hacia mucho tiempo ya, en sus movimientos, en sus devaneos, en su desesperación, y no hacia otra cosa que eso, mirar. Mirar pacientemente, sabiendo que llegaría el momento en que, desde las alturas, descendería para posarse a su lado y cumplir su cometido.



...Cerro los ojos de nuevo, y cayó sobre sus rodillas, cubriendo su rostro con las manos llenas de arena. De granos de arena que se metían en sus ojos, y los irritaban mas, si cabe, de lo que las lágrimas habían hecho ya.

Y entonces lo sintió...

... sobre su hombro derecho. Firme, pero suavemente sintió una mano, que se posaba, que oprimía, que emitía fuerza y calor.

Que le reconfortaba.

No apartó sus manos de la cara.

No quería pensar que fuese real.

¡NO PODÍA SER REAL!

...permaneció así durante un largo rato, sintiendo el tacto de las yemas de unos dedos sobre su hombro, sin pensar en otra cosa, sin sacar ninguna conclusión, sin esperar nada....

...un largo rato, mucho tiempo.

Lentamente, levanto la cabeza y fue separando las manos de su rostro, al tiempo que abría los ojos.

Así se mantuvo, en esa posición, inmóvil, hasta que con un lentísimo movimiento casi imperceptible, fue girándose hacia su derecha, levantando la vista y con una mirada de incredulidad le vio.

A su espalda, de pié, mirándole.

Sus oídos sintieron una palabra, una sola palabra que salió del rostro que le observaba con serenidad.

Dijo. "HÁBLAME"

Y entonces, habló...

...y el rostro, sereno...




... escuchó.


.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Un poco de marcha


En los dias grises, una dosis de energia nunca viene mal.

Puede ser un dia oscuro, pero es un dia precioso.

"It´s a beautiful day" cantan unos irlandeses, y creo que tienen razón

martes, 15 de septiembre de 2009

¿Cuantos pasos me quedan...?

Hace unos días, estuve en Granada con unos amigos.
Era un viaje que teníamos programado desde hacia tiempo, y el itinerario estaba escrito en la agenda, una cosa tras otra.
El caso es que, la última mañana, habiamos planeado ir a visitar la catedral y la tumba de los reyes católicos. Y justo antes de poner rumbo a la capital, uno de los componentes del grupo le pregunto a una chica encantadora, en cuya casa nos hospedabamos, que si quedaba muy lejos la fosa en la que se supone están los restos de Federico Garcia Lorca. Ella dijo que nos pillaba de camino, y que si queríamos, nos podíamos desviar para verla. No serian mas de 10 minutos, o un cuarto de hora, con lo que nuestros planes, no se verían muy alterados.

Así lo hicimos.

Al momento estábamos parando el coche a la orilla de la carretera para comenzar a caminar por una senda que nos guiaba a través de los pinos.

Y a medida que iba caminando, una sensación de angustia me invadía.

Una carga pesadisima se iba instalando en mi alma con cada paso que daba.

Cada paso...

...cada paso...

...era mas difícil, mas amargo, mas denso, mas triste que el anterior.

Cada paso que me acercaba al lugar pesaba mas, y se hacia mas lento en mi cabeza.

Cada paso me transportaba a otros pasos, que dieron otras personas, hace ya años de esto.

En cada paso que daba, solamente había una pregunta. Una pregunta que se repetia en cada uno de esos pasos que tambien se dieron hace años, dirigiendose hacia el sitio al que me dirigia yo en ese momento.

Maldita pregunta.

Insistente.

Macabra.

Absurda.

Terrorifica.




¿Cuantos pasos de vida me quedan...?




Esa pregunta se instaló en mi tristeza...


... y la respuesta, la encontré unos segundos mas tarde.






Entre los árboles, en un hueco del bosque, en el silencio que gritaba tan fuerte que no te dejaba hablar.

Que me decía a voces lo miserable que puede llegar a ser el ser humano.

La mezquindad absoluta de tener en tus manos la vida de otra persona, y poder arrebatársela en el paso que decidas.

Condenados a muerte por el simple hecho de utilizar tinta en una pluma, en lugar de balas en una escopeta.


Allí estaba...en silencio.


Solo silencio, y palabras escritas.



Así estuvimos también nosotros, sin hablar, sin abrir la boca, solamente respirando el aire pesado que cargábamos a nuestras espaldas, y que convertía los segundos en graves campanadas que sacudían nuestros corazones.

Lentamente, deshicimos el camino, y volvimos al coche.

Cuando miramos el reloj, había pasado ya una hora y media, y las únicas que hablaron, fueron nuestras lágrimas.

La catedral de Granada, tendrá que esperarnos para otra ocasión.

viernes, 11 de septiembre de 2009

¿Suerte...? Esa es la palabra.

Es tarde ya.

Bstante tarde, en una noche llena de palabras escritas en folios por las dos caras.

Palabras que tengo que memorizar, que asimilar, que hacer mis aliadas en el camino que voy recorriendo desde hace ya algún tiempo.

Pero esta noche, al terminar con las palabras, he salido a la terraza, y al tiempo que sentia el frio del cercano otoño en mi piel, he pensado mientras miraba a la luna.

¡Que suerte tengo!

Aunque me duela la cabeza, aunque tenga el cansancio instalado en mis neuronas...

¡Que suerte tengo!

Aunque mañana, por la mañana me levante cansado, otro dia para enfilar las horas que se me ponen delante...

¡Que suerte tengo!

De tener esas palabras, ese frio, esa luna...

Y de poder ser consciente de soy consciente de tenerlo.

Ademas de la foto de las palabras, he sacado otra foto de lo que me ofrecia la noche, pero he preferido publicar las palabras.

El resto os lo dejo a vuestra imaginación.

Seguro que teneis la misma suerte que yo de poder verlo.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Nessum Dorma


El príncipe desconocido
¡Que nadie duerma! ¡Que nadie duerma!
¡También tú, oh Princesa,
en tu fría habitación
miras las estrellas
que tiemblan de amor y de esperanza...!
¡Mas, mi misterio está encerrado en mí,
¡Mi nombre nadie lo sabrá!. No, no
Sobre tu boca lo diré
(Puccini: Sólo cuando la luz brille)
Cuando la luz brille
(Puccini: ¡No, no, sobre tu boca lo dire!)
¡Y mi beso fulminará el silencio
que te hace mía.!
Voces de mujeres
Su nombre nadie sabrá...
¡Y nosotras, ay, deberemos, morir, morir!
El príncipe desconocido
¡Disípate, oh noche! ¡Tramontad, estrellas! ¡Tramontad, estrellas!
¡Al alba venceré!
¡venceré! ¡venceré!

Aquí lo sentireis en su plenitud

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Atardecer

Mirad que preciosa paleta de colores me he encontrado esta tarde al salir a la terraza para despejarme un poco la cabeza.

¿No os invita a pensar la suerte que tenemos de poder disfrutar de regalos como este?

Seamos un poco mas conscientes de ello.

Si no en cada momento, de vez en cuando.

Si no de vez en cuando, de tarde en tarde.

Si no de tarde en tarde, alguna vez.

Si no alguna vez, por lo menos, una vez en la vida.

Saludos "trascendentales" a todos.

viernes, 14 de agosto de 2009

Nada mas por hoy.

Lo que dice el titulo de la entrada, lo digo yo y tambien lo decia un grupo que ha sido mitico para mi, y para unos cuantos mas.
Si lo quereis ver, pichad AQUI

sábado, 8 de agosto de 2009

(...)


Despues de algun tiempo encerrado en mi cueva, entre miles de caracteres, de disposiciones, de fechas, de actos, de referncias, me he sentido con fuerzas para despejar un poco mi mente dejandome levar por las palabras que salen de mis dedos, al tiempo que suena "Allelujah" de Leonard Cohen en el reproductor de spotify.
Digo con fuerzas, porque cuesta trabajo escribir (lo que significa dedicar tiempo a hacer otra cosa que no sea estudiar) sin tener cargo de conciencia, pero me he dicho a mi mismo "frena, descansa un segundo, y haz lo que te pide el cuerpo".
El dia de hoy, ya ha dado de sí lo que tenia que dar, y mañana será uno nuevo.
Pasa el tiempo, y no puedo evitar pensar en las cosas que con tanto esfuerzo se quieren conseguir, si cuando llega el momento y no se consiguen el alma te dice ¿Ha valido la pena...?
Honestamente, creo que todo lo que se hace desde dentr, vale la pena.
Por eso estas letras.
Por eso estas palabras.
Por eso este momento de compartir con quien me quiera leer.
Con ganas de llegar a la meta, y de sentir que he dado todo lo que tenia, y con ganas de poder volver a dejar en este rincon mis relatos, mis canciones, mis poesias, parte de mis sensaciones, lo que me viene al coco, y todo lo que me hace ser, y que veais que soy.
No me he ido, al contrario, estoy mas que nunca.
Sobre todo despues de el regalo que he tenido la oportunidad de disfrutar este mes de julio, que puedo decir, como dicen en mi pueblo "a boca llena", me ha cambiado la vida.
Desde una noche de luna casi llena, buenas noches a todos, y a todas.

jueves, 2 de julio de 2009

Regalazo!!


A veces por la calle nos cruzamos con personas a las que se les denominan "discapacitados". Y, no seamos hipocritas. En la mayoria de los casos, nuestras reacciones suelen se de pena, (pobrecitos), de compasion, de incomodidad, y por que no decirlo, de rechazo.
Muy pocas veces nos dirigimos a ellos como al resto de quien denominamos "normales". Hablandole con normalidad, actuando con normalidad, y dejandoles que actuen con normalidad.
Muy pocas veces somos capaces de no forzarnos para mirar hacia otro lado, y aunque no se cual es el motivo, hay algo que nos obliga a mirarlos, en la mayoria de las ocasiones, de soslayo. Como disimulando para que no vean que les estamos mirando, y pensando que en su "discapacidad", no se dan cuenta de esa mirada.

En mi última entrada hablaba de un regalo.

Lo describia en su envoltorio, con su papelito, con su lazo, pero no sabia si me iba a gustar o no, aunque, escribia, que intuia que iba a ser de mi agrado.

Ya he abierto ese regalo.
Ya he roto el papel que lo envolvia.
Ya he abierto la caja y estoy disfrutando de lo que contiene.

Ese regalo consiste en lo siguiente.

Durante este mes de julio, me han ofrecido un voluntariado apoyando a un grupo de personas politicamente denominadas "discapacitadas" , por las mañanas, de 9 a 14 en actividades deportivas, ludicas, psicomotoras, piscina, excursiones, etc. y en el momento en que recibí la llamada que me lo ofrecia, me emocioné al saber que podia hacer algo que seria un bien social, y al mismo tiempo, intuia que me iba a enriquecer como persona.

Hoy es mi segundo dia en esta actividad, y al llegar por la mañana al centro, Estefania, me ha cogido de la mano, y con sus piernecitas endebles me ha llevado hasta la zona del pabellón donde se encuentra esa porteria de color rojo. Ese color que le gusta tanto, para enseñarmelo. Ese era su regalo para mí, para una persona que conoce de un dia y con quien no ha podido cruzar ni una palabra, ya que no puede hablar con su boquita. Pero puede hablar con sus ojos, con sus manos, con sus movimientos convulsos, con su sonrisa, y esa comunicacion es mas intensa que las palabras.

Despues de Estefania, ha llegado Ivan, al que le he conseguido sacar un buenos dias que me han sabido a triunfo.

Tambien ha aparecido Lorena, que cada vez que lanzaba un balon a la canasta, llenaba el espacio de risa cuando oia mis manos aplaudir.

Y tambien, Raul, y Manolo, y Ana, y Antonio, y David, que dice que soy muy feo, y Maria, y Jesus, y Jose Antonio, que no ha parado de desatarme las cordoneras de las zapatillas, y Lola, con la que he compartido un café y un cigarillo de los que siempre se recuerdan, con palabras , muchas palabras por mi parte, y miradas, muchas miradas por la suya...
...y así continuo disfrutando de mi regalo. Viendo las cosas de una manera diferente, y reafirmandome en algo que tenia casi claro. Todos somos distintos, pero ninguno es mas distinto que otro. Como me decia ayer uno de mis niños. "¿Tu tambien eres diferente?" Claro que soy diferente, dije, si no , mira mi nariz ¿es igual que la tuya?, y mis orejas ¿son iguales que las tuyas?, y mis pies ¿son iguales que los tuyos?...seria aburridisimo si todos fuesemos iguales. Por eso somos diferentes...
Afortunadamente, creo que esa ha sido unas de las pocas veces en que he dado una respuesta convincente a una pregunta.

miércoles, 1 de julio de 2009

Regalo


Lo que no pasa en una vida, te pasa en diez minutos.
Ya lo creo.
Y es que, la vida, en sí, no tiene vida propia. Solo es un camino que te va dejando ver las huellas que marcas al hacerlo, como decia el poeta. Y de vez en cuando, te muestra un arbol, un paisaje, una colina a lo lejos, una puesta de sol, un amanecer, un camino que pasa a tu lado, una encrucijada, un prado lleno de trigo y amapolas y nada de eso te pertenece, y al mismo tiempo, es tuyo, ya que lo vives tú.
Es una paradoja dificil de entender. Es una incongruencia continua, y no nos damos cuenta hasta que nos encontramos con alguna de esas situaciones que mencionaba antes.
Sinceramente, nunca me he planteado creer en el destino. Todo está por llegar, y cuando llega, lo podemos afrontar de tantas maneras distintas, como nos podamos imaginar.
A veces decimos "la vida no es justa", o "no hay derecho", o "que hermosa es la vida", pero, sinceramente, creo que nos equivocamos en esas afirmaciones.
Como decia al principio, la vida no tiene culpa de nada.
Solo es un camino
La clave está en como asimilemos lo que nos pone delante.
A mi me ha puesto algo, que se puede interpretar de muchas formas distintas, como es logico.
Algo tan subjetivo no puede ser igual para todos.
Pero yo lo veo como un regalo.
Lo abriré, y ya os diré si me gusta o no.
De momento mi sentimiento es de sorpresa, de ver el envoltorio, con su lazo y todo, y creer saber lo que hay dentro, pero hasta que no rompa el papel y abra la caja, no podre decir si me gusta o no.
Mi sensacion, en este momento es que me gustará...
y me siento emocionado por ello.
No tardare en escribir acerca del resultado...
Hasta ese momento, os deseo que tambien disfruteis de los vuestros.

miércoles, 24 de junio de 2009

Las cerezas de Frasco

¡¡...me cago en la madre que os parió!! desgraciaos...ya vereis cuando os cojaaa!! que se quien sois....!!
y las piedras volaban a pocos centímetros de nuestras orejas, mientras la adrenalina se disparaba en nuestro organismo, al tiempo que corríamos asustados, pero con una sonrisa de oreja a oreja, sorteando los arbustos, y saltando los bancales para evitar que "Frasco el del túnel" descargara su ira sobre nosotros.
No era la primea vez que íbamos al huerto de Frasco.
Escondidos en medio de las zarzas, ocultos a la vista del camino que pasaba a escasos metros, en medio de una fortaleza casi inaccesibles, a la que muy pocos sabíamos llegar, se encontraban los tres cerezos mas agradecidos de todo el pueblo.
A principios de mayo, ya estaban "doblaos" .
A veces no podíamos resistir la tentación de aguantar los pocos días que faltaban para que las cerezas que colgaban de sus ramas estuviesen maduras, y alargábamos la mano para coger, cual Baco, recostados debajo del árbol, sus frutos.
Eran grandes, casi como ciruelas, y su sabor, a pesar de estar un poco verdes aún, era dulce como el almibar.
Esa tarde, al salir de la escuela, confeccionamos la hoja de ruta.
Subiriamos por la carretera hasta el puente grande, doblariamos a la derecha por el camino de mandujar, y en el punto que ya sabíamos, esperaríamos el momento oportuno para colarnos por la entrada secreta, y disfrutar de nuestro manjar.
Y así lo hicimos...

Todo marchaba a la perfección, nos encontrábamos seguros en nuestra ignorancia de que Frasco era ya zorro viejo.
Juanito "el gato" encaramado a las ramas, tenia la boca llena, y Pepe el del "nene" y yo estábamos debajo de uno de los arboles escupiendo los huesos al suelo de tres en tes, cuando de repente, sin saber de donde, como un rayo, teníamos al enemigo delante de nuestras narices.
Daba miedo mirarle a la cara, a los ojos ensangrentados, y ni decir de la expresión de su entrecejo.
El ogro nos estaba diciendo que habíamos invadido su territorio y pocas esperanzas había ya de salir con vida.
Entonces, a Pepe, el del "nene", no se le ocurrió otra cosa que escupir lo que tenia en la boca a la cara de Frasco...
Su expresión de satisfacción por las piezas que ya se creía cobradas, se transformó en sorpresa e incredulidad, y al tiempo que se echaba las manos a la cara para quitarse la mezcla de saliva y restos carmesí que la cubrían, soltó un rabioso "cagoendios con los putos críos" .
En décimas de segundo, había tierra de por medio entre Frasco y nosotros, y a pesar de que, como escribía al principio, volaban las piedras a escasos centímetros de nuestras cabezas, y aseguraba saber quien eramos; el domingo siguiente, después de misa, en la plaza del pueblo, yo estaba con mi padre vestido de bonito, sin tener en cuenta ya aquel momento, cuando le vi acercarse hacia donde nos encontrábamos.
Se me venia el mundo abajo...
Me temía lo peor...
No sabia donde esconderme...
y cual fue mi sorpresa cuando llego hasta donde estábamos, y con un tono agradable le espetó a mi padre.
"te tengo que llevar una bolsa de cerezas, de las mías, para que las disfrutéis en tu casa. Son las mejores del pueblo"
Entonces mi padre me miró, y me dijo
"¿Has visto, hijo?, que buena persona que es Frasco, además con lo que te gustan las cerezas a ti"
Yo no pude decir otra cosa que...
"si que me gustan papá, si que me gustan"
Y miré de soslayo a Frasco pensando
"Que buena persona que eres, pero te pierde la ira"

domingo, 21 de junio de 2009

...Y EL GANADOR ES...

Cuanfo veo la entrega de premios, como los oscars, o los principe de asturias, o los grammys, o el premio nobel, o cualquiera de esos reconocimientos a una gran labor, a un gran trabajo o a toda una vida dedicada a algo, me pongo en la piel de los premiados. ¿Como se sentiran momentos antes de oir su nombre como ganador?, ¿que sensacion de orgullo recorrrá su cuerpo, al saberse merecedor de tan prestigioso trofeo? De saber que su nombre quedará, para siempre como el de un triunfador, alguien que ha sobresalido por encima de los demas.
¿Que emoción se apoderará de ellos al oir..."el ganador es..."? Un torrente de emociones se amontonará enn su cabeza, y en muchos casos, no tendrán palabras para expresarlo.
Pues esta mañana, como casi todas las de domingo, les he preparado a los mios unas "tortitas", como les gusta llamarlas para desayunar.
Y cuando mi hijo mayor las estaba tomando, le he preguntado "¿como estan?"..
y él me ha respondido
.-Exquisitas, papá
En ese momento, no me he sentido como alguno de los ganadores que enumeraba al principio. Estoy seguro de que me he sentido mucho mejor que ellos, ya que mi jurado, no tenia ningun tipo de interes en que yo fuese el ganador.
Pero su valoración, estoy convencido de que es totalmente objetiva.

sábado, 20 de junio de 2009

¿Siesta?


Las tres y media de la tarde del sabado.

Le digo al pequeñajo "a la cama, a dormir la siesta con tu hermano". Entonces, desfilando los dos, con sus calzoncillos y sus pernecitas, entran en el dormitorio para cumplir con las ordenes de su progenitor.

A mi me gustaria aprovechar el descanso de los churrumbeles para escribir algo en el blog, pero empiezan sus juegos... y sus gritos.. y a los cinco minutos...de nuevo hacia el salon. "Papá, el hermano no me deja dormir..." y papá de nuevo"a la cama...cada uno en su lado". Vuelta a empezar cada uno en su ladito de la cama como dos angelitos...durante dos minutos. Picate Pedro, picate Juan...y yo tecleando lo que me puede venir a la cabeza, y ellos de nuevo saliendo, y entrando...

...y sabeis que os digo?

...que ya no escribo mas.

Me voy a dormir la siesta un poquito con ellos. Y lo mas normal es que me quede dormido yo, y ellos sigan con sus juegos.

Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra.

viernes, 19 de junio de 2009

Un poco de ritmo

Sencillez y compleja creatividad.
Lo viejo y lo vanguardista.
Este tema me pone las pilas.




http://www.youtube.com/watch?v=x_9GR9kdZ3o&hl=es


A ver si os gusta.
(otro dias os hablaré de adaggio for string, de Samuel Barber)

lunes, 15 de junio de 2009

Magia


A las tres de la tarde...
lloraba como un crio y me abrazaba a los que habia a mi alrededor, en medio de cien mil personas, todas ellas tambien emocionadas, por haber vivido uno de esos momentos que quedarán para la historia.

Y lo digo sabiendo de que hablo, y emocionandome de nuevo al escribirlo .

Despues de hoy puedo decir, que existen unos tipos de magos que te pueden dar momentos indescriptibles.
Que justifican casi tres dias sin dormir, miles de kilometros., calor sofocante, caminatas interminables, y privarte de algunos caprichos durante bastante tiempo...
para poder asistir a sus funciones.

Y si se sienten inspirados...
pueden contagiarte su magia...
hasta el punto de sentir lo que ellos sienten.

Y eso es algo tan intenso.

Que necesitaria muchisimos minutos para explicarlo,
y no se reflejaria en su verdadera dimension.
Algunas cosas...
hay que vivirlas..
para poder saber lo que son.